La construcción de la Gran Muralla China fue ordenada por el Emperador Qin para defender a su reino contra las tribus nómades merodeadoras; y permaneciendo a través de las sucesivas dinastías chinas. La parte de la muralla que perdura hasta hoy, formaba parte de la Ruta de la Seda y fue construida durante la Dinastía Ming extendiéndose por unos 6.350 kilómetros.
Si bien uno de los propósitos de ésta era la defensa externa, el motivo principal de la muralla era impedir que robaran propiedades y escaparan de China. Después de la formación de la Dinastía Qing, la muralla no tuvo ningún uso funcional, ya que el país se encontraba entonces gobernado por la misma gente a la cual se quería mantener alejada con la construcción del muro. Entonces, se convirtió en una fuente de materiales de construcción para las aldeas y pueblos cercanos, que contribuyeron a su deterioro y destrucción.





Comments (2)

On 18 de mayo de 2009, 7:43 , pristinisimos dijo...

Muy interesante su publicación, ya que la mayoría de nosotros solo conoce datos generales sobre la gran muralla china, sin embargo ustedes agregaron información que era deconocida para mi, la cual me llamó profundamente la atención, como por ejemplo, el principal propósito que ésta tuvo: evitar el robo de propiedades y la huida del país.

Muy buena la entrada :)

 
On 19 de mayo de 2009, 8:05 , Rincón Oriental BLOG dijo...

Agradecidos de su comentario, en realidad la historia de las construcciones arquitectónicas de China poseen información variada y entretenida, por cierto muchas veces desconocida, que es lo que quisimos plasmar en nuestro artículo.

Saludos.